Service Tech Condensadoras Unicom Bitzer International

Proceso de remanufactura / Compresores semi-herméticos

Desarmado

Cada compresor es desarmado por completo. La carcaza es desprovista de todas sus partes y el motor se retira para su inspección. En caso de mostrar daños, el motor se envía a la línea de reparación eléctrica. De otra forma pasa al área de pruebas para asegurar su correcto desempeño. 


Pistones y bielas son revisados minuciosamente, se desechan aquellos que no cumplen con las normas y las piezas que no muestran desgaste son enviadas al área de mecánica y medición, ahí son evaluadas para asegurar que cumplan con las especificaciones del fabricante original. 

 

Todas las terminales eléctricas son probadas minuciosamente para verificar que cumplan con las condiciones adecuadas de operación, en caso de no ser así, son descartadas para su remplazo por piezas nuevas. Lo mismo sucede con empaques, anillos, válvulas de succión y descarga, bujes, niples de cobre y otras piezas menores que son remplazadas cuando es necesario en los compresores que remanufacturamos. 

 

Limpieza de carcazas

Existen 4 pasos de limpieza en nuestro proceso


1. Horno rotativo. Las piezas son sometidas a una temperatura de 750° F por un lapso de 30 minutos, lo cual permite remover pintura, grasas y cualquier residuo químico
2. Shot Blast rotativo. Esto elimina los residuos de carbón que pudieran quedar del quemado
3. Limpieza de granalla. Cada carcaza es sometida a rotaciones en diferentes ángulos para eliminar la granalla del paso anterior, esto se hace en una estructura cilíndrica especialmente diseñada para el proceso
4. Baño anticorrosivo. Finalmente, son sometidas a un baño anticorrosivo, de esta forma, nuestras carcazas están lista para el área de mecánica y medición

 

Mecánica y medición

Cada parte es examinada para garantizar que cumple con las especificaciones del fabricante original. Las piezas que no cumplen son remplazadas por partes nuevas. Aquellas que mantienen su integridad se someten a un proceso de limpieza Roto Finish, ahora estan listas para pasar al área de kits.


En esta área, las carcazas son inspeccionadas y medidas detalladamente de acuerdo a sus especificaciones originales. Si no cumplen cabalmente, son maquinadas y encamisadas para volver a sus estado original. Los bujes nuevos son insertados con una prensa hidráulica y son rectificados a la medida del cigüeñal que le corresponde.

Cada cigüeñal y plato de válvulas es procesado en una máquina de rectificado plano.


Las bombas son medidas, recalificadas, ensambladas y probadas en una área especializada donde simulamos las condiciones de operación para verificar que la presión que generan sea la adecuada. 

 

Kits

Todas las partes son reunidas con su carcaza correspondiente para entrar al área de armado. Mediante una de inspección de 88 pasos, aseguramos la calidad e integridad de cada compresor.

 

Embobinado de motores

En caso de requerirlo, para embobobinar los motores es necesario quemar los estatores en un horno especial, para luego cortar el alambre magneto y pasar al área de sandblast para que el motor pueda ser embobinado. Ahí sometemos cada motor a 3 pruebas eléctricas:
1. Prueba de Baker. Para medir y comparar impedancias de cada fase
2. Prueba de High Pot. Para medir el aislamiento a tierra de impedancias en las fases
3. Prueba de Pérdidas del Laminado. Para verificar las características del estator

Una vez que estas pruebas son aprobadas, el motor está listo para entrar al área de armado. 

 

Armado

Se reunen, el motor eléctrico, la carcaza y sus partes provenientes del área de kits. Nuestros armadores imprimen su experiencia y su alto nivel de compromiso para que cada compresor cumpla al 100% con sus especificaciones originales.

Cada uno de los 60 modelos con que operamos tiene sus propios detalles de armado y cada uno es específico. Para el correcto funcionamiento de cada compresor es indispensable cuidar cada detalle.

Una vez armado el compresor es sometido a una prueba de cuerpo abierto donde verificamos la presión del aceite, el movimiento de las partes, la lubricación de los cilindros y cualquier detalle que necesite ser atendido. Pasando esta etapa cerramos el compresor y realizamos la prueba de compresión. Continuamos con la prueba de hermeticidad.

Finalmente el compresor aprobado es presurizado con una carga de nitrógeno, para ser enviado a pintura y empaquetado. 

 

Pintura y empaquetado

Nuestro proceso incluye el acabado final mediante las capas de pintura adecuadas para el uso rudo de nuestros compresores para su protección por muchos años. Después se asegura a una tarima de madera y se identifica con una placa metálica. Finalmente es cubierto por una caja de cartón doble y con tres paredes. Las cajas de nuestros compresores resisten hasta 250Kg en transporte y 500Kg en almacenamiento.